Conoce todo sobre la ictericia neonatal

ictericia neonatal, que es

La ictericia es la coloración amarilla de la piel y de las conjuntivas oculares. Aparece en un alto porcentaje de recién nacidos durante la primera semana de vida. Contrariamente a lo que sucede en el adulto, no obedece primariamente a una enfermedad hepática aunque sí influye algo la natural inmadurez del hígado en el recién nacido. El pigmento que tiñe la piel se llama bilirrubina y procede de la hemoglobina de los glóbulos rojos. Los glóbulos rojos o hematíes se están formando y destruyendo a lo largo de toda la existencia del ser humano, incluyendo el período embrionario. De modo que una cierta tasa de bilirrubina existe siempre, pero el hígado es capaz de extraerla de la sangre y eliminarla a través de la bilis dando la coloración característica a las heces.

Que es la ictericia neonatal

El feto es un ser que, a efectos de oxigenación, vive como podría hacerlo un individuo a una altura de más de tres mil metros, esto es, con cierto déficit de oxígeno que él recibe de la sangre materna a través de la placenta. Al igual que ese habitante de la alta montaña, el feto produce muchos más glóbulos rojos para aprovechar al máximo el poco oxígeno. Pero en el momento de nacer el niño baja de esa altura a la real del mundo extrauterino, con aire para respirarlo y mucho más oxígeno disponible a través ya de sus pulmones que empiezan entonces a funcionar. Y a partir de ese momento el exceso de glóbulos rojos está de sobra y serán destruidos aceleradamente con el consiguiente aumento de bilirrubina. Gomo además su hígado es aún inmaduro para eliminar esa avalancha, la bilirrubina quedará por un tiempo más o menos prolongado en la sangre tiñendo todos los tejidos del organismo, pero siendo sólo apreciable a través de la piel o las finas mucosas conjuntivas que recubren el globo ocular.

que es la ictericia en bebes

En algunas ocasiones a esta destrucción fisiológica o normal de glóbulos rojos se viene a añadir la provocada por la incompatibilidad de grupo sanguíneo entre la madre y el niño —del grupo Rh o de los grupos A y B—, lo cual confiere al proceso una mayor gravedad que requerirá un especial tratamiento hospitalario en el que se puede llegar a la exanguinotransfusión o recambio total de la sangre del niño por otra de grupo compatible (habitualmente se utiliza la llamada «donante universal»: O Rh negativo).

Pero éstos son casos excepcionales que, además, en sus grados extremos que hacían peligrar seriamente la vida del niño, se han solventado en gran parte con los actuales procedimientos diagnósticos y terapéuticos. La mayoría de las ictericias neonatales obedecen al mecanismo fisiológico y su tratamiento es mucho más sencillo.

ictericia en recien nacidos como tratarla

El pediatra dictaminará, a la vista del pequeño paciente, si es preciso realizar un análisis de sangre para determinar la cifra de bilirrubina circulante. Si la ictericia es de leve intensidad, esto puede no ser necesario. Para su tratamiento se utiliza una muy antigua observación empírica llevada a cabo en algunas salas de hospitalización de recién nacidos. Allí se vio cómo los niños que estaban en las cunas más próximas a las ventanas y a los que la luz solar les daba sobre la piel de la cara presentaban menos ictericia, o si ya la tenían se blanqueaba aquella zona de piel que recibía directamente la claridad del sol. Luego esto se ha explicado científicamente por medio de la acción de las distintas radiaciones, etc. Pero lo cierto es que el tratamiento de las ictericias de pequeña y mediana intensidad se realiza fundamentalmente utilizando el efecto beneficioso de la luz. Es la llamada fototerapia que en los centros sanitarios se administra mediante lámparas de luz fluorescente, pero que en el hogar puede perfectamente realizarse colocando al niño, desnudo, en un lugar donde reciba la claridad solar —no es necesario ni conveniente que reciba directamente los rayos solares, basta con la claridad que hay junto a una ventana a las horas meridianas— durante un período de diez o quince minutos que se repiten varias veces al día.

como tratar la ictericia en bebes

¿Que causa la ictericia en bebes?

Es frecuente oír hablar de que la ictericia neonatal es fruto de «los calostros» de la leche materna que tienen también un subido color amarillo. Como tantas veces, la sabiduría popular anda cerca de las causas aunque no las interprete correctamente.

En efecto, los niños alimentados al pecho tienen con más frecuencia ictericia o ésta es más prolongada que en los laclados artificialmente. Pero ello no es por el color amarillo de esta leche que se debe a su alto contenido en grasa, sino a otro producto que está presente en la leche materna. Es un derivado hormonal, el pregnandiol, absolutamente normal y nada dañino para el niño, pero que para ser eliminado por el organismo infantil, que no lo utiliza en su nutrición, lo hace a través del hígado compitiendo con la bilirrubina que, por decirlo así, queda demorada en su excreción y permanece más tiempo en la sangre. Todo esto no hace, por lo general, necesario suprimir la lactancia materna en las ictericias leves; en algunos casos moderados puede recomendarse la sustitución, durante dos o tres días, de la leche materna por una fórmula maternizada, pero se corre el riesgo de que luego sea difícil reanudar las tetadas.

Articulos relacionados

Escribe tu comentario

Tu correo no sera visible, Estas casillas son obligatorias *