¿Para qué sirve el vendaje rígido?

El vendaje rígido sigue siendo muy utilizado por los ortopedistas, a pesar de la entrada al mercado de férulas prefabricadas. Es el inmovilizador total de miembros fracturados. Su función es la de proteger los huesos previamente tratados por fracturas, torceduras de articulaciones y ligamentos. Su rigidez se basa en el yeso o escayola impregnado en la venda que luego se solidifica. Provee de estabilidad total a la posición durante el proceso de regeneración. Para las lesiones de pierna se emplea un vendaje tipo bota corta, especialmente en el metacarpiano y tobillo lesionado. Cuando la fractura es a nivel de tibia se emplea la bota larga atravesando la rodilla. Si la lesión se sitúa en la rodilla llevaremos la bota hacia la ingle. Esta razón proporcional también se aplica para las zonas del brazo, considerando las zonas como mano, muñeca y codo, pero en vez de bota le denominaremos yeso braquiomano.

Vendaje rígido procedimiento.

Para el vendaje en la pierna de sitúa el tobillo en posición de 90 grados, empleando un vendaje tubular, para proteger la piel del yeso. A continuación en emplea un vendaje en 8  en el tobillo, con una venda acolchada. Repetimos el proceso con vueltas en espiral a lo largo de la extremidad, siempre desde la zona distal hacia la proximal, sin ejercer presión. Luego se sumerge en agua el vendaje impregnado de material en agua, esperar a que suelte todas las burbujitas y sacar para que drene el exceso de agua. El tipo de vuelta será igual al vendaje acolchado. Empleando varias capas en lo posible mientras vamos consolidando su forma con las manos. Hay que moldear con cuidado la rodilla para evitar que queden espacios vacíos. Cualquier flexión y ajuste en su forma se aconseja hacerlo antes de que solidifique el material.

En el caso del brazo emplearemos la misma lógica. Si corresponde una inclinación de 90 grados en el codo, vamos a hacer un puente con el vendaje, cruzando desde el antebrazo hasta el bíceps sin rodear el codo, de manera que no genere compresión en la zona posterior del mismo. Esto se hace evitando futuras lesiones vasculares por la presión. Hay que moldear con sumo cuidado sin aplicar tensión, para lograr la forma y textura deseada. El sobrante del vendaje tubular lo replegamos hacia el yeso para consolidar el acolchado en los extremos.

Materiales: Se empleará el vendaje impregnado de material de yeso. Como preámbulo se utilizará un vendaje tubular que se colocará como una media en el brazo o pierna, y la venda de algodón para el acolchado.

Vendaje rigido bota

Recomendaciones: Es importante aplicar suficientes vueltas con acolchado, ya que la rigidez del yeso podría entrar en contacto directo con la piel, generando presión suficiente y originar escaras de decúbito. Igual para las arrugas; el momento indicado para hacer las correcciones es cuando el yeso esta recién humedecido. Los tobillos y muñecas deben llevar vendajes en 8 efectivos, de manera que impida la flexión a voluntad del paciente. Se le debe informar al lesionado acerca del cambio de temperatura que se producirá durante la aplicación del yeso.

vendaje rigido brazo

vendaje rígido yeso escayola

Articulos relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar