¿Cómo lograr un vendaje en espiral efectivo?

El vendaje en espiral cumple la función de comprimir y proteger a los miembros, sujetar férulas y apósitos. Una vez aprendas esta técnica serás capaz de dar cobertura a lo largo de las extremidades, como los brazos, dedos, piernas y tobillos. Este tipo de vendaje sirve también para reforzar otros tipos de vendajes, como el vendaje en 8. Lo que buscamos es una vuelta oblicua con inclinación al eje de miembro. La regla es lograr una superpocisión de 2/3 partes, de manera que cubran toda la zona, obteniendo una compresión uniforme.

Vendaje en espiral procedimiento.

En primer lugar vamos a situar en posición cómoda al paciente hacia nosotros, de manera que el área afectada no tenga interacción con ninguna superficie contaminada. Antes de empezar con el procedimiento debemos definir la posición del miembro en la que va a ser vendada. Como todo vendaje compresivo, se debe iniciar desde la zona distal hacia la proximal del paciente, para evitar que la sangre se concentre en la zona distal a vendar, como los dedos. Tomando la venda con la mano diestra, empezaremos asegurando con un par de vueltas circulares de izquierda a derecha.

El vendaje espiral se comienza aplicando con una vuelta ligeramente oblicua a lo largo de la circunferencia. Podemos guiarnos por los bordes de la venda para que se cumpla uniformidad en la superpocisión. Mientras se va desenrollando hay que mantener una longitud de venda relativamente corta durante cada vuelta. La tensión que se va aplicando con la venda debe ser uniforme durante el recorrido y no debe ser ni muy débil, ni muy fuerte, para luego emplear unas 2 o 3 vueltas circulares al término del enrollado. Hay que asegurar el mismo con tape adhesivo.

Materiales: La venda a utilizar es la elástica no adhesiva, utilizando como fijador tape adhesivo o esparadrapo.

Recomendaciones: Hay que tomar en cuenta que el material elástico contribuye a aplicar tensión a medida que iremos aplicando vueltas, por lo tanto iremos preguntando al paciente si existe alguna molestia como hormigueo, o bien apreciar si existe cambio de color de la punta de la extremidad y su temperatura, luego de aplicado el vendaje. Es importante prescindir del sobrante cortándolo con una tijera. Hay cuidar la uniformidad para evitar que se creen espacios vacíos, porque se pueden producir edemas de ventana. Si toca cubrir alguna prominencia ósea, se recomienda acolchonar la zona con algodón, evitando así un edema de decúbito.

vendaje espiral simple ferula

vendaje espiral brazo

vendaje en espiral simple

Articulos relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar