Descubre como se realiza el vendaje compresivo

Podemos aprender un poco del vendaje compresivo para cada área específica. Por más sencillo que pueda ser, son un verdadero salvavidas. De seguro hemos podido presenciar en algún momento de nuestras vidas los efectos de un traumatismo. Las articulaciones inflamadas por retención de líquidos o tendinitis, fracturas y torceduras en huesos, ameritan una efectiva inmovilización y compresión. Dependiendo del caso y la protección que requiera la piel es importante que conozcamos los distintos materiales y precauciones antes de aplicarlas. Entre los tipos de vendas y accesorios más utilizados tenemos:

  • Venda elástica adhesiva y no adhesiva.
  • Gasa o venda de malla.
  • Vendaje tubular de algodón.
  • Escayola o venda impregnada de materiales.
  • Venda de papel.
  • Huata o venda acolchada de algodón.
  • Venda de espuma elástica.
  • Venda cohesiva.
  • Cinta adhesiva o esparadrapo.
  • Grapas metálicas para vendajes.

¿Cómo hacer un vendaje compresivo?

El aseo es muy importante, debemos aplicar el vendaje en la zona limpia y sin materiales que interfieran en la presión homogénea que deseamos obtener. Un ambiente contaminado es caldo de cultivo para bacterias que producen infecciones, por lo tanto la humedad es un factor importante. Al cubrir con materiales la piel se corre el riesgo de producir maceraciones e irritaciones, ademas de quemaduras por contacto con vendajes como la escayola. Debemos proteger con pre vendajes porosos y/o acolchados a fin de facilitar la transpiración de la piel. Hay que evitar que dos superficies de piel tengan contacto dentro de cualquier tipo de vendaje.

La posición de las extremidades es crucial para devolver la estabilidad de la estructura ósea o articular afectada. Los codos, y tobillos deben estar en una posición de 90 grados. La muñeca debe estar en posición simulando el agarre de una botella o vaso, con los dedos ligeramente flexionados. La rodilla con una ligera flexión, entre 15 a 20 grados.

Es importante aplicar el vendaje siempre desde la zona distal, hacia la proximal del corazón, ayudando al retorno venoso. Debemos tener cuidado de no dejar pliegues y zonas sin vendar, lo contrario originaria edemas de ventana. Al finalizar el vendaje debemos vigilar las zonas cercanas como los dedos, en donde pueden avistarse señales de compresión excesivas, en dado caso, se procede a retirar el vendaje y aplicar otro corrigiendo la presión. Las articulaciones como codo, tobillo, coyunturas o rodillas deben tener un soporte de algodón para amortiguar la presión, a fin de evitar escaras de decúbito. El área axilar, por su  alta sensibilidad ante el roce, debe ser cubierta con un vendaje de algodón antes de la tracción. Las heridas abiertas a comprimir deben estar previamente cubiertas con su respectivo apósito y material cicatrizante.

como hacer vendaje compresivo

Por último, ten en cuenta que esteremos haciéndole un procedimiento a un ser humano. Como ser sintiente y consciente hay que mantenerlo informado acerca del tipo de vendaje y la postura que deberá realizar. La textura, la temperatura y la presión ejercida causan efectos distintos entre las personas, por lo tanto la comunicación es muy importante para respetar los límites corporales de acuerdo a la condición que presente.

tipos de vendas

vendaje compresivo

Articulos relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar