Aprende cómo hacer un vendaje circular

El vendaje circular consta de una vuelta que superpone la anterior por completo, es decir, no tiene desplazamiento,  por lo tanto el ancho de este vendaje corresponde al de la venda misma. Es una técnica generalmente usada como punto de partida y llegada para sujetar los distintos tipos de vueltas capaces de cubrir áreas en estado crítico como cabeza,  tronco, brazos manos, cuello, pierna, incluso, la sujeción de férulas y escayolas. También es utilizado para fijar gasas o apósitos que frenan hemorragias. El material a utilizar debe facilitar la función compresiva, a fin de evitar aplicarle presión a la vuelta.

Se trata de la vuelta más sencilla de realizar y su propósito es el anclaje. Sin embargo importante seguir al pie cierto protocolo ya que a partir de ella se sostienen los tipos de vendajes específicos. Para ello debemos tomar en cuenta el procedimiento y el material indicado.

Vendaje circular procedimiento

Por regla general el vendaje debe ser sostenido con la mano dominante, con la apertura del rollo de venda viendo hacia arriba para facilitar la envoltura. La tracción se va realizando poco a poco. Para fijar la primera vuelta debemos apoyar con el pulgar de la mano no dominante el extremo de la venda y pasar la vuelta cubriendo exactamente el grosor del primer pliegue. A continuación aplicamos las vueltas que resulten necesarias para conseguir el propósito de fijación. Para la compresión de apósito, generalmente estas vueltas no exceden a las 3.

Materiales: El tipo de venda recomendada para este tipo de vuelta es la venda elástica hipoalergénica. Para la fijación será necesario grapas de seguridad o esparadrapo.

vendaje circular brazo

Recomendaciones: La compresión que se emplea por efecto de vuelta está condicionada a la elasticidad del tipo de venda a emplear. Así que no es necesario aplicar demasiada presión, esto es para evitar perdida de sensibilidad o cianosis. Pero si lo que queremos es bloquear una hemorragia, podemos emplear este vendaje compresivo junto a un apósito o gasa, aplicando la presión necesaria para frenar el sangrado. Al aplicar la vuelta circular debemos finar el extremo con cinta adhesiva. Debemos Preguntar al paciente si la presión es molesta. Las vueltas deben quedar uniformemente adaptadas una encima de otra. Hay que evitar que una arruga o doblez genere un punto de presión anormal en el área. Es importante que la piel a vendar se encuentre seca y limpia. En casos de heridas abiertas hay que emplear la higiene previa y colocar el apósito necesario que soporte el sangrado.

vendaje circular cabeza

vendaje circular procedimiento

 

Articulos relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar