¿Cómo tratar a un niño enfermo?

Tener a un niño enfermo puede ser una situación estresante. La postura que tomen los padres y el cómo enfrenten el problema puede ser determinante. Existen cientos de recomendaciones sobre que hacer cuando nuestro hijo(a) se encuentra quebrantado(a) de salud, sin embargo, muchas veces no se especifica cómo hacerlo.

 

¿Cómo cuidar a un niño enfermo?

Niño enfermo

  • Debes tener la actitud correcta. Como padre es fundamental tener en claro la actitud que vas a tener ante casa situación. Actuar de la manera correcta será determinante en el nivel de comodidad y el tiempo de recuperación que necesite el niño para volver a su estado de equilibrio interno.
  • Consulte a su médico. Los padres suelen recurrir a la medicina tradicional como primera medida para enfrentar la afectación. Ya sea por una simple tos o estornudos consecutivos, los padres suelen administrar medicinas sin si quiera consultar al médico.

Debemos estar conscientes de que los niños son diferentes a los adultos. Hay que tener mucho más cuidado en el tipo de medicamento y la cantidad que administramos a los niños. Lo más recomendable es estar atentos a los síntomas para transmitirlos a nuestro médico o pediatra de confianza. Será el especialista quien nos haga las recomendaciones sobre que tratamiento seguir.

 

Concejos para ayudar a la pronta recuperación del niño

Quizás te pueda interesar:

Cuidados del niño cuando se enferma

  1. Tómate el tiempo necesario para hacerle compañía. Diviértete con algún juego de mesa, ve una película al lado del niño o cuéntale un cuento. Todas estas actividades harán que el niño se sienta tranquilo, acompañado y lleno de afecto.
  2. Entiende el ritmo del proceso de recuperación. Olvídate de las rutinas, deja que el niño descanse el tiempo que sea necesario y que se alimente de la manera como lo necesite. Lo importante es no forzarlo a hacer algo que no quiere.
  3. Mantén un ambiente fresco y cómodo. Para ello, abre las ventanas y deja que el viento corra libremente. Los lugares cerrados generan mayor humedad y concentran los virus y las bacterias.
  4. Dale libertad. Si el niño quiere jugar, que juegue… si quiere correr, que corra… si quiere dormir, que duerma… Dale la libertad de hacer lo que quiera. De igual forma te recomendamos mantener siempre los límites claros para la situación.
  5. Ponle ropa cómoda. Nada más desagradable para cualquier persona que sentirse enfermo y estar al mismo tiempo incómodo con la vestimenta.
  6. Finalmente, acude al doctor de ser necesario. Algunas veces nuestro ego y desconocimiento nos hace pensar que podemos controlar la situación. Recuerda algo, es la salud de un niño de la que estamos hablando, hay veces que la responsabilidad no viene solo por cuidarle y acompañarle sino de saber cuando acudir a los especialistas.

Siempre es conveniente seguir al pie de la letra las recomendaciones de los médicos y especialistas hasta que se empiece a notar la recuperación. Para cualquier caso es además recomendable dejar tranquilo y en observación a niño hasta 24 horas después de que los síntomas hayan desaparecido.

Llevando al niño al pedriatra

Si te gustó este artículo tal vez te interese leer sobre Las amígdalas en niños

No olvides dejarnos tus comentarios y sugerencias.

Articulos relacionados

Copyright © 2017. Revista de Información en Español.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar