¿Quieres cuidar una vid? Te damos las mejores ideas

La vid o parra, es una planta de uvas que cuando se deja crecer libremente puede alcanzar más de 30 metros. Por la acción humana, podándola anualmente, queda reducida a un pequeño arbusto de 1 metro. Su fruto, la uva, es comestible y es materia prima para la fabricación de vino y otras bebidas alcohólicas. A veces se denomina a la vid con el nombre de parra, así como se le dice viña al terreno plantado con vides.

 

Si tienes curiosidad por este mundo de las viñas y te gustaría saber cómo tener tu propia parra de uvas, te presentaremos algunas ideas para la siembra y cuidado de la planta.
Conociendo la parra de uva

¿Cuál parra debes comprar?

Lo primero es elegir una vid que te guste y que se adapte al clima y al tiempo de la zona donde la sembrarás. Es recomendable que sea una zona soleada, con tierra suelta, ligeramente rocosa y con buen drenaje. Ten en cuenta que una vez hayas comprado la parra y la tengas plantada en un lugar de tu jardín o en tu campo, pasarán unos tres años hasta que ésta crezca considerablemente.
La vid ideal

Cuidados de la parra de uvas mientras crece

Quizás te pueda interesar:

    • En el primer año deberás prestar atención al crecimiento de la planta. Te recomendamos elegir los tres brotes más fuertes de la vid y dejarlos crecer, retirando todos los demás. Lo que permitirá que estos tres brotes restantes sean más fuertes al crecer.
    • Durante el segundo año es bueno colocarle un abono equilibrado, así como también retirar los grupos de flores que vayan creciendo, porque sí produce frutos en esta etapa tan temprana, se agotará su energía. Poda la planta de la manera adecuada y ata los brotes largos holgadamente a la pérgola o el enrejado.
    • Ya en el tercer año, aunque seguirás con la misma estructura del año anterior de abonar y podar. Puedes dejar que todas las flores permanezcan en la vid si así lo deseas.
    • Al podar, debes tener en cuenta que las vides darán frutos en madera de un año (es decir, la madera que creció en la temporada anterior).

Siembra y cuidado correcto para nuestras uvas

3 Tips que deberás tener en cuenta con tu vid

  1. En invierno es recomendable proteger las raíces de las bajas temperatura. Se recomienda colocar un aislante en la base un acolchado en la base.
  2. Para regar la parra de uvas es mejor hacerlo a intervalos, asegurándote de no echar demasiada agua, ya que la parra de uvas necesita sol, calor y poca humedad.
  3. La recolección de la uva se inicia a finales de verano y se alarga hasta mediados de otoño.

 

Siguiendo estos simples consejos para el cuidado de la parra de uvas conseguirás tener unas frutas excelentes. Podrás disfrutarlas, tanto para comer en postres, en ensaladas o en recetas con uvas. También podrás elaborar tus propios vinos caseros con uvas de excelente calidad.

Si te gustan las plantes y quieres saber más, te invitamos a leer ¿Cómo cuidar un helecho?

Articulos relacionados

Copyright © 2017. Revista de Información en Español.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar