El piercing de ombligo y sus delicados cuidados

La moda del piercing, se ha extendido por todo el mundo. Su auge y moda, data desde los fabulosos años 80’s hasta la actualidad.

El piercing en el ombligo, corresponde a un grupo de la también llamada “Decoración Corporal”;  esto tiene que ver con perforar diversas partes del cuerpo. Las personas que los usan, se inclinan por ellos por gusto de llamar la atención o simplemente placer.

Los tipos de piercing, varían según el gusto de las personas que deseen usar este arte corporal.

El piercing de ombligo

El ombligo es una de las partes del cuerpo más populares a la hora de colocarse un piercing; especialmente en las jóvenes entre 17 y 25 años. Se piensa que resulta atractivo y sensual, especialmente en verano que se puede lucir bien.

Piercing en el obligo de una mujer

No solo la parte estética es la que se tiene que tomar en cuenta a la hora de colocarse un piercing en el ombligo. La salud corporal es muy importante antes de colocarse este accesorio, el cual  es un invasor extraño en el cuerpo humano.

Recordemos también que nuestro cuerpo está diseñado para soportar ciertas condiciones extremas. Esto nos permite hacer cosas que nos permitan sentir placer o satisfacción; en ese grupo entran también los piercing.

Un arte corporal de cuidado

Quizás te pueda interesar:

Los piercing generalmente pueden lucir muy hermosos, sexys y sensuales. Pero, si no se mantiene la higiene necesaria, estos adornos corporales podrían estar contraindicados para la salud de quien los lleve.

Piercing largo en el ombligo

Un piercing colocado en “el ombligo”, es un pequeño agujero que se realiza en la piel que está expuesta por arriba del mismo. Es un procedimiento muy rápido, similar al aplicado a las mujeres para perforar sus los lóbulos de sus orejas.

Los riesgos del piercing en el ombligo

Como toso, los riesgos existen y pueden surgir cuando se produce alguna de estas situaciones:

  • La persona que coloca el piercing no está calificada para realizar esta delicada técnica dejando daños en la piel.
  • La persona es propensa a crear queloides o no cicatriza bien sus heridas.
  • La higiene es esencial, ya que nuestro ombligo es un envase de gérmenes y bacterias de todo tipo y una herida en esa zona se puede infectar muy seriamente.
  • El riesgo de contraer enfermedades como la hepatitis B, hepatitis C o VIH, son extremadamente altas así que ¡Mucho cuidado!

Mujer con piercing en el ombligo

Lo recomendable para las personas que decidan realizarse un piercing bien sea en el ombligo o en cualquier otra parte del cuerpo, es informarse muy bien al respecto. Solo así, se conseguirán los resultados esperados para satisfacción de la persona interesada.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a continuar con Cuidados del piercing y precauciones a tener en cuenta

Cuéntanos dónde tienes tu piercing y cómo te fue con esto.

Articulos relacionados

Copyright © 2017. Revista de Información en Español.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar