Los cuidados del Pastor Alemán

En los años 70’s, el pastor alemán era catalogado como una de las razas caninas más peligrosas. Mientras nuestra sociedad se desarrollaba, también la teoría de su mala fama fue cambiando. En realidad el pastor es un amoroso animal, al que le agradan los niños y es excelente compañero.

Tener un pastor alemán en casa es un gran compromiso. Esta raza se caracteriza por la necesidad de estar al aire libre; esto es porque su instinto cazador y vigilante lo lleva en sus genes.

Es por lo general un animal dócil, le gusta que lo acaricien y es incondicional con sus familiares.

No se relaciona muy bien con perros de su misma raza, pero si con otros perros más pequeños que él. Es amistoso pero cuidadoso, y es excelente perro policía y guía.

Su gran pelaje y pedigrí lo convierten en un perro costoso de mantener, tanto por su alimentación como por los cuidados médicos que deben dársele.

Alimentando a nuestro perro

Pastor alemán en el jardín

El pastor alemán debe consumir mínimo entre 550 y 650 gramos diarios de alimento seco. Esto obligatoriamente para mantener su pelaje y músculos corporales en perfecto estado.

Naturalmente el pastor es un perro carnívoro, pero su dieta no se complementa solo de carne. Su dieta balanceada corresponde al alimento seco, alimentos especializados y a la hidratación.

Los cachorros necesitan alimentarse de la leche de la madre. Si el destete ocurrió mucho antes, lo recomendable es alimentarlos con leche balanceada y de mezcla suave; otras les pueden causar daño en el estómago.

Los cachorros a partir de los 8 meses pueden ingerir alimento sólido, este puede ser carne molida mezclada con vegetales y arroz bajo en almidón. Esto se debe realizar una vez por semana, ya que la dieta del pastor alemán básicamente es por el alimento seco.

La comida sólida que le demos a nuestro perro depende única y exclusivamente de las recomendaciones de nuestro veterinario. De lo contrario estaríamos arriesgando la salud de nuestro animal.

Cuidados y recomendaciones

Quizás te pueda interesar:

Cachorro de pastor alemán corriendo

El pastor alemán tiene un gran pelaje que debe ser atendido diariamente, esto para estimular las cutículas de su cuerpo y darle brillo a su pelaje. Ellos adoran ser cepillados al aire libre por sus dueños, y muchas veces te pedirán por medio de su lenguaje que los cepilles.

Son vulnerables a las garrapatas; esto puede controlarse si el aseo correspondiente a su piel y pelaje se realiza adecuadamente.

Actualmente en el mercado veterinario, puedes encontrar vacunas y medicamentos en spray que alejen a las indeseables garrapatas de nuestro perro.

El pastor alemán es una raza increíble, cuídalo mucho y consulta a tu veterinario de confianza ante cualquier duda en su alimentación y comportamiento.

Pastor alemán con niña abrazándolo

Si te gustan los perros y aún no te decides, te invitamos a leer Mascotas ¿cómo elegirlas y cuidarlas?

Si ya elegiste al Pastor Alemán, cuéntanos aquí tu experiencia.

Articulos relacionados

Copyright © 2017. Revista de Información en Español.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar