Los burros y sus cuidados

El burro o asno​ es un animal doméstico que a través de los años ha sido utilizados por el hombre como animal de carga y transporte. Con la aparición de la maquinaria agrícola y los medios de transporte modernos, los burros empezaron a usarse cada vez menos, sin embargo, empezaron a usarse para el turismo y como mascotas.

Características de los burros

Los burros varían considerablemente de tamaño. La mayoría de los burros domésticos tienen una talla que oscila entre 0,9 y 1,4 m hasta la cruz, aunque algunos pueden superar los 1,6 m. La coloración y longitud de su pelo también es muy variable. Su color más habitual es el gris en todas sus tonalidades, yendo desde el blanco hasta el negro oscuro, además es habitual encontrarse estos animales en tonalidades pardas. Sus crines son más cortas que las de los caballos, por lo que permanecen encrespadas en lugar de caer sobre el cuello.

Apuesto a que no sabías que pueden vivir más que los caballos, alrededor de 40 años. Su madurez sexual llega entre los 2 y 2,5 años y, una vez desarrollados, se pueden aparear en cualquier época del año. Su proceso de gestación dura entre 12 y 14 meses. Usualmente tienen una sola cría y muy rara vez, llegan a tener dos.

Burros viendo a la cámara

5 Cuidados que necesita un burro

Quizás te pueda interesar:

Si consideras adoptar un burro como mascota, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. No se llevan muy bien con los perros. Ya que eran utilizados para detectar depredadores en la distancia, pueden considerar como tal a los canes. Sin embargo, es posible criar a ambos juntos desde que son pequeños para que no haya inconvenientes.
  2. Debes tener un espacio o “casita” para él, de esa manera evitarás que sufra en invierno. Recuerda que su pelaje no es impermeable y se puede enfermar. También es recomendable que durante los meses fríos haga camine y se ejercite.
  3. La limpieza y el aseo es muy importante para tu burro. Te recomendamos limpiar su hogar un día de por medio (un día sí y otro no). También se le deben cepillar los dientes todos los días para que no desarrollen infecciones.
  4. Como con todos los animales, se le debe llevar al veterinario con regularidad. Anualmente hay que vacunarlos contra el moquillo, la gripe y el tétanos. En función de dónde vivas puede que tu burro necesite otras vacunas.
  5. Se debe cuidar que los cascos no se desgasten. Por lo que sus cascos se deben recortar y ponerle herraduras adecuadas para su tamaño. Si no se cuidan bien, se puede dañar el interior del casco, llegando hasta el hueso y contrayendo en mayores conflictos.

Burro como mascota

Dieta de los burros

Los burros necesitan mucha fibra en su dieta. Es importante considerar que el azúcar y el almidón son dañinos si no realizan ningún trabajo o ejercicio.

El agua también es muy importante, si el burro está deshidratado, es importante que no darle agua de inmediato y en grandes cantidades, porque podría ser dañino.

Si te ha gustado este artículo, tal vez te interese leer Mascotas ¿cómo elegirlas y cuidarlas?

Cuéntanos por qué el burro es tu animal preferido

Articulos relacionados

Copyright © 2017. Revista de Información en Español.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar