Ideas y soluciones para el dolor cervical

El dolor cervical suele comúnmente manifestarse como una molestia o un dolor en la nuca que puede bien trasladarse a la parte posterior de la cabeza o a los hombros y desaparecer al cambiar de postura o al acostarse.

La principal causa puede deberse a una mala postura mantenida por cierto periodo de tiempo, o a un mecanismo neurológico latente. Esto último se traduce en la activación de los nervios que transmiten el dolor y el desencadenamiento de la contractura muscular y la posterior inflamación de la zona.

En esta oportunidad, te mostraremos cómo cuidar tu área cervical y manejar las molestias que puede generar en caso de que padezcas un dolor o molestia.

Cuidados para tu zona cervical durante el sueño:

Forma correcta de dormir para cuidar la cervical

  • Cuida e identifica la postura que habitualmente usas para dormir.
  • No se recomienda la posición recta y de costado, debido a que la columna vertebral se fuerza y no hay un buen equilibrio entre la parte anterior del cuerpo y la posterior.
  • La postura recta, boca arriba: tampoco es recomendable dormir de esta forma, pues la la columna vertebral sufre, sobre todo a nivel dorsal y lumbar.
  • Boca abajo: esta posición puede tener efectos negativos, tanto en dorsales como en lumbares.
  • Posición fetal: Es la postura ideal para tener un descanso reparador y que tu espalda no sufra.

Otras maneras de cuidar la cervical:

Quizás te pueda interesar:

  • Puedes intentar con terapias naturales como la acupuntura.
  • También puedes probar diferentes formas de masaje. Esto tal vez resulte de gran ayuda para aliviar el dolor en la zona cervical y prevenir recaídas futuras.
  • También puedes recurrir a actividades como el Yoga. Aunque conviene buscar la supervisión de un experto para no forzar el cuello en ciertas posturas.

¿Qué hacer ante el dolor?

Mujer con dolor cervical

  • Use analgésicos de venta libre.
  • Aplique calor y/o frío sobre la zona afectada. Puede colocar hielo del primer día al tercero, luego usar calor.
  • Tome baños calientes o use compresas calientes.
  • Un masaje en la zona puede ser ideal.
  • Los ejercicios del cuello son muy buenos si queremos evitar que nos duela luego.

4 remedios caseros para aliviar el dolor cervical

Cuidados natural de la cervical

  1. Aceite esencial de lavanda. Ayudan a diminuir lo rígido del cuelo y, por ende, el dolor.
  2. Compresas con té de cáscaras de naranja. Para relajar y descinflamar.
  3. Aceite de romero. Como analgésico y antiinflamatorio.
  4. Tintura de árnica. Como relajante muscular.

Si te ha gustado este artículo tal vez te interese, ¿Qué es la faringitis, qué la causa y cómo curarla?

No olvides dejarnos tus comentarios

Articulos relacionados

Copyright © 2017. Revista de Información en Español.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar