Términos clínicos y tratamiento de una fractura vertebral

La columna vertebral está situada en la parte posterior e inferior del cuerpo, está compuesta por una serie de huesos y articulaciones que cumplen diversas funciones. Las fracturas vertebrales, pueden darse en cualquiera de las cinco regiones en las que se halla dividida la espina dorsal, ocasionando diferentes complicaciones que pueden ir ascendiendo de acuerdo al grado de la lesión. En este artículo se enfoca en todo lo referente a una fractura vertebral pero, además, mencionaremos cuales son las porciones de la columna en donde pueden ocurrir las mismas.

Fractura vertebral, regiones de la columna y tipos de roturas.

Como mencionamos anteriormente, la columna o espina dorsal está dividida anatómicamente en cinco regiones, las cuales son: la zona cervical (cercana a la cabeza), identificada por la letra C, la zona torácica, cuya letra es la T, la zona lumbar con la letra L, la región del hueso sacro y el coxi, en cualquiera de estas divisiones puede ocurrir una rotura, dando lugar a una fractura vertebral, las cuales pueden clasificarse de acuerdo a su gravedad en:

  • Tipo A: son aquellas fracturas generadas por compresión axial (zona de la cabeza) que no involucran la afección en la banda de tensión de la columna. Estas pueden presentar roturas parciales o totales de una de las vértebras.
  • Tipo B: fracturas en las que existe un compromiso o lesión en la banda de tensión de la columna y pueden ser ocasionadas por hiperextensión o acuñamiento vertebral.
  • Tipo C: son las más graves en donde existe una rotura completa de la estructura vertebral en cualquiera de las regiones anatómicas, cuyo trazo pasa a través de la médula espinal presentando desplazamiento.

fracturas vertebrales

En base a esta clasificación principal, cada uno de los niveles de las lesiones vertebrales pueden o no presentar un compromiso a nivel neurológico, ocasionando la falta de sensibilidad o movilidad en extremidades que pueden ser parciales y temporales o irreversibles, dependiendo del nivel de daño en la columna vertebral, ya que a lo largo hay una serie de nervios que pueden ser afectados por el traumatismo, conforme a esto, el tratamiento ante una fractura vertebral tendrá tres objetivos principales:

  • Evaluación y reconocimiento de una lesión neurológica, en caso de presentarse.
  • Identificar si existe el compromiso de otros órganos, situación que puede empeorar el pronóstico.
  • Proceder a la determinación de la fractura vertebral, estabilidad y la región afectada.

tipos de fracturas vertebras

Conforme a esto, el tratamiento puede llevarse a cabo en varias fases en donde la continuidad el paso hacia cada una dependerá de la evolución de la fractura y el nivel de gravedad. Si la fractura vertebral es estable y leve, el medico puede proceder a indicar analgesicos para el control del dolor, reposo moderado y el uso de fajas que inmovilicen la zona de la columna por algunas semanas. Por el contrario, aquellas fracturas más agravadas, con alto porcentaje de inestabilidad o donde la consolidación ósea no sea prospera y se tenga un dolor persistente, el especialista procederá al tratamiento quirúrgico, el cual puede ser mediante técnicas percutáneas, la cual es menos invasiva y, para casos graves, la técnica de osteosíntesis, en donde se emplean tornillos y placas de acero para realizar la fijación de la estructura ósea.

fractura columna tratamientos

Es importante considerar que aquellas personas de mayor edad o con alguna enfermedad deteriorativa ósea, como, por ejemplo, la osteoporosis, tienen una tasa más elevada de sufrir alguna fractura vertebral a causa de traumatismos de menor impacto en comparación con las personas jóvenes, en donde el índice de las fracturas vertebrales son a causa de traumatismos de alto impacto, compresión excesiva (acuñamiento) o hiperextensión, ya que la columna dorsal está formada por huesos y cartílagos que son lo suficientemente resistentes, siempre y cuando no exista patología que debilite dicha estructura ósea .

 

Articulos relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar