Evitar peligros de ducha en ancianos

peligros de la ducha en ancianos

En el caso de los ancianos, una ducha o baño representa un lugar con múltiples peligros latentes por su condición, por lo que se debe poner mucha atención al momento de acondicionar para ellos esta estancia, ya que el no contar con una instalación adecuada incrementa los riesgos de sufrir lesiones importantes si no se adaptan a sus necesidades.

Como hijos o familiares debemos protegerlos de posibles caídas puesto que esta situación es la mas peligrosa en toda la casa, al juntarse suelos resbaladizos, falta de coordinación y la fragilidad en los huesos de muchos de nuestros mayores.

Las sillas para ducha o baño proporcionan un extra de seguridad

Debemos evitar que en los momentos en los que están duchándose corran ningún riesgo, por ello son muchos los medicos que recomiendan el uso de sillas de ducha para que estos se encuentren en una posición mas cómoda para su edad y que les facilite los movimientos mientras están aseandose.

Una caída en este espacio puede ser fatal para nuestros ancianos, debido a la baja fricción de una bañera o plato de ducha. Esto se une a la falta de coordinación de los mayores, lo que una simple acción como cambiar la temperatura del agua puede convertirse en un peligro latente.

precauciones ancianos ducha

Debemos evitar las posibles caídas a nuestros ancianos con medidas de protección
Segundo, se recomienda que la puerta del baño sea corrediza o se abra hacia afuera, de manera que en caso de caídas el usuario no quede obstaculizando el acceso hacia el mismo. De igual manera se tiene que hacer énfasis en la condición antideslizante del suelo, recomendándose además que el espacio libre sea de al menos 150cm de diámetro, para en caso de requerirse sea posible girar en su interior una silla de ruedas en 360º

Adicional a los artefactos sanitarios cotidianos, deberán ser instaladas barras de apoyo antideslizantes.  Cuidando de que las paredes no estén débiles pues sería necesario reforzar previamente las mismas para sujetarlas convenientemente.

Por su parte los accesorios del baño incluidos jabonera, toallero, entre otros, deben estar dispuestos a una altura inferior a 120cm del suelo; y el lavamanos no debe contar debajo con pedestal ni mobiliario que impida el acercamiento hasta su borde de una silla de ruedas.

En cuanto a la grifería se recomienda que sea del tipo palanca, presión u otro sistema que no requiera el girar la muñeca para que funcione; el espejo debe estar instalado desde el suelo a una altura de 100cm; y el WC debe situarse a 50cm desde el nivel del piso. En caso de que el artefacto sea de una altura inferior, puede solucionarse colocándolo sobre una plataforma con una obra lo más parecida a la forma de la base para que no interfiera en la aproximación hacia él.

Otros consejos extras son:

  • Que el asiento del inodoro se encuentre bien sujeto y en perfectas condiciones,
  • La ducha además de ser más práctica y cómoda resulta brindar mayor seguridad que la tina y es indispensable la instalación de barras de apoyo, incorporando además un asiento, fijo o movible

 

 

Articulos relacionados

Escribe tu comentario

Tu correo no sera visible, Estas casillas son obligatorias *