¿Qué es y cómo funciona el Vendaje Neuromuscular?

La técnica de vendaje neuromuscular también es conocida como Kinesiotaping. Fue desarrollada en la década de los 70. Su textura y propiedades elásticas son altamente adaptables a la anatomía del cuerpo. Proporciona estabilidad y apoyo tanto a ligamentos como músculos. Alivia la tensión producida por dolores musculares y esguinces, a la vez que facilita el rango de movilidad. Este tipo de vendaje viene a dar respuesta integral a los problemas fisiológicos que involucran el sistema linfático, circulatorio, muscular, articular y la fascia. Corrige problemas motores, neurológicos asociados con la posición de los músculos y el equilibrio corporal.

Varía según el uso y tamaño. Sus presentaciones se basan en formas y cortes, que pueden combinarse. En la imagen se pueden observar los diferentes cortes. La banda de color rosado o “corte en I” concentra la zona de tensión a corregir. El corte en Y (verde) distribuye la tensión a través de sus ramas abiertas, bajando la intensidad del estímulo, pero compensa la amplitud del área a tratar. La banda seccionada en equis (amarillo) tiene una función similar al de corte en I pero genera la dispersión de la misma a través de sus ramas en ambos sentidos. El corte en abanico (violeta) también dispersa la tensión con una mayor distribución. La unión de dos cortes en abanico se considera un corte de web, similar a una malla. Este estimula el drenaje linfático anulando la tensión y el dolor en su centro.

¿Cómo aplicar kinesiotape?

Primero conozcamos cómo está compuesto el kinesiotape o vendaje neuromuscular. Estas bandas son adhesivas e hipoalergénicas. Su elaboración porosa permite que la piel respire con facilidad, su elasticidad, de acuerdo al ancho de las bandas ronda entre un 40% y 60% de su tamaño original. Viene en varios colores, elaborados a partir de pigmentos naturales. Cada color responde a los fundamentos de la cromoterapia, donde cada color posee una determinada frecuencia vibratoria, y esta relacionado con la salud, la armonía y la tranquilidad, permitiendo estimular y sincronizar la psique con el sistema motriz. Contribuye con el equilibrio magnético del cuerpo.

Las aplicaciones son numerosas, no obstante por su extensión vamos a resumir en dos técnicas populares.

Para el tratamiento de espolones se colocan en la planta del talón cortes en I o en abanico. Se aplica tensión de 25% al 35 %, y un corte en Y en los gemelos con tensión de 25%. Este procedimiento garantiza una disminución rápida del dolor, dejando el tratamiento por un tiempo aproximado de 5 días.

 

Para disminuir el dolor por tensión del lumbago se aplican 2 bandas en I en la región lumbar lumbar y perpendicularmente en la base de la espalda 2 más. Ambos grupos justo en la zona del dolor con una tensión de 25% a 35%.

vendaje neuromuscular kinesiotaping tipo

Recomendaciones: por sus múltiples aplicaciones es necesario ampliar la orientación en base a las diversas técnicas aplicadas y combinarlas con los cortes y colores. El uso de este tipo de vendaje aparenta sencillo, pero un poco de ayuda profesional no vendría mal para identificar la zona específica de tensión y determinar el procedimiento más idóneo.

vendaje neuromuscular kinesiotaping lumbago

vandaje neuromuscular kinesiotaping

Articulos relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar