Cuidar embarazo para evitar un parto prematuro

cuidados bebe

¿Se puede evitar un parto prematuro? Aunque a veces es absolutamente imposible deternerlo, en algunas ocasiones sí se puede controlar. Te contamos cuál es tu riesgo de parto prematuro y qué puedes hacer para cuidar tu bebe.

Aún se desconoce el mecanismo fisiológico que desencadena el parto, que en la mayoría de los casos suele ocurrir alrededor de las 40 semanas de gestación. El parto prematuro, según lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS), es aquel que se produce antes de la semana 37ª. Aunque siempre se debe intentar evitar el parto prematuro, hoy las tasas de supervivencia con secuelas mínimas o sin ellas son excelentes cuando la gestación alcanza las 32 semanas, según la Dra. Mª Carmen Viñuela, del Servicio de Obstetricia del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

¿Qué causa un parto prematuro?

Según la doctora Viñuela, las causas que desencadenan un parto prematuro pueden ser:

  • Espontáneas, como distensión uterina, infección, trauma o hemorragias.
  • Causas iatrogénicas o alteraciones del estado de la paciente que aconsejan al médico acelerar el parto.
  • Causas desconocidas, aunque sí se pueden detectar factores asociados al parto pretérmino.

Una alimentación deficiente, malos cuidados prenatales, alcohol, tabaco, o alguna infección durante la gestación están también estrechamente relacionados con el parto prematuro. Por tanto, aunque no se sepa el motivo que lo desencadena, sí se conocen algunas causas que pueden predisponer y que pueden evitarse.

evitar-el-parto-prematuro

Nota: Si tienes dudas de como actuar antes de un embarazo, puedes consultarlas en este otro articulo.

Factores de riesgo de un parto prematuro

  • Antecedentes de partos prematuros o de aborto en el segundo trimestre.
  • Malformaciones uterinas o cervicales.
  • Alteraciones congénitas maternas o enfermedades. Entre las más frecuentes se citan las de las vías urinarias, enfermedades renales, cardíacas, diabetes, anemias severas y alteraciones tiroideas no tratadas, o infecciones como listeriosis, estreptococo B, etc.
  • Factores demográfico-sociales: Bajo peso materno, infecciones vaginales, malnutrición, consumo de tabaco y drogas, embarazos no controlados o en épocas extremas de vida fértil, pareja no estable, condiciones de trabajo (que requieren esfuerzo físico), estrés, bajo nivel socioeconómico, exceso de actividad física,…
  • Patología placentaria: Hemorragias en el segundo y tercer trimestre o alteraciones de la placenta: placenta previa o desprendimiento precoz de la placenta.
  • Rotura de membranas amnióticas.
  • Infecciones: Se han relacionado con parto prematuro la infección uterina, la infección renal y la gingivitis.
  • Embarazos con problemas: Son situaciones en las que el obstetra decide la finalización del embarazo antes del término por ser lo más apropiado para la madre y/o el feto (preeclampsia grave, placenta previa sangrante, retrasos del crecimiento intrauterino…); a esto se añaden las gestaciones múltiples.
  • Factores emocionales: Ansiedad, y tensión materna.
  • Edad materna: Cuando la futura madre tiene menos de 16 años o más de 35 se registra mayor incidencia.

Cuáles son los síntomas de un parto prematuro

cuidados-evitar-parto-prematuro
La amenaza de parto prematuro (APP) se produce cuando hay contracciones, es decir, la aparición de dinámica uterina regular antes de las 37 semanas de gestación, acompañada de modificaciones cervicales. Los síntomas que pueden indicar un parto prematuro antes de la 37ª semana de embarazo son:

  • Presión sobre el pubis y el periné.
  • Dolor en la zona lumbar, sobre todo si no lo has padecido con anterioridad.
  • Sentir punzadas o bien una sensación de vacío en la zona vaginal profunda.
  • Aumento de las secreciones vaginales.
  • Flujo vaginal amarronado o levemente sanguinolento.
  • Rotura de la bolsa de aguas.
  • Hemorragia vaginal.

Si se detecta alguno de estos síntomas, lo primero es llamar al médico o acudir a urgencias para que valoren la evolución del embarazo.

 

Articulos relacionados

Escribe tu comentario

Tu correo no sera visible, Estas casillas son obligatorias *