Contratar personal de cuidar ancianos, consejos

Contratar personal de cuidar ancianos

Contratar personal para el cuidado de un familiar no es tarea sencilla, primero porque es difícil saber a ciencia cierta las costumbres de esa persona que pasará gran parte del día conviviendo en el hogar, además de que siempre existe cierto grado de desconfianza en si los trataran bien durante la ausencia de los dueños de casa.
Antes de proceder a concertar una contratación para cuidar o acompañar a un anciano es necesario matizar lo siguiente, ¿Cómo está calificado ese adulto mayor? es decir si es dependiente o no ya que de esto dependerá la capacidad y el profesionalismo o especialización que deberá tener el cuidador.
En caso de no ser dependiente son muchas las personas que sin necesidad de una profesión acorde podrán asumir la condición para ayudarlos en sus tareas diarias o bien sencillamente acompañarlos y charlar durante el día con él.
Es necesario entender que el hecho de necesitar un cuidador no es motivo para considerarse como abandono o falta de interés para con el anciano, sino que el mismo exige supervisión o ayuda constante en las actividades de la su vida habitual, como bañarse y vestirse.

contratar enfermera ancianos

¿Cómo evaluar las capacidades de un cuidador?

Se aconseja partir de la evaluación de las necesidades propias del adulto mayor, existen diferentes listas de verificación que facilitaban los parámetros del tipo de ayuda por lo regular requieren, estos valores vienen de la mano de los siguientes aspectos:
• Grado de Atención personal: que incluyen arreglo personal, bañarlos, vestirlos y alimentarlos
• Tareas adicionales que debe ejecutar en el hogar: como cocinarle y lavarle la ropa
• Atención médica: si necesitará que le administren medicamentos o algún tipo de terapia física
• Atención emocional: compartir actividades recreacionales significativas que proporcionen sentimientos de compañía, así como conversar con él
También es importante conocer las preferencias o las cualidades que el adulto mayor desea de quien lo cuida. Determinando con qué clase de persona se siente cómodo, si lo prefiere hombre o mujer. Lo mejor es tratar de encontrar a alguien con cierta formación de atención a la salud, con capacidad de reacción oportuna ante cualquier eventualidad y experiencia en el manejo de personas mayores.

Articulos relacionados

Escribe tu comentario

Tu correo no sera visible, Estas casillas son obligatorias *