Beneficios de la interacción entre ancianos y niños

Si se tiene que hablar de la relación entre ancianos y animales indiscutiblemente es necesario hacerlo también de interacción entre abuelos y nietos en donde los beneficios son a partes iguales, principalmente en una sociedad como la actual en donde cada vez es más frecuente que ambos padres trabajen fuera del hogar. Científicamente se ha observado que los abuelos que tienen estrecha relación con sus nietos suelen ser los que padecen de menos depresiones.

De igual manera, múltiples investigaciones han arrojado además que los nietos también se benefician psicológicamente de este tipo de relación, lo que influye considerablemente en su bienestar psicológico dándoles una formación hasta bien entrada la edad adulta.

Ancianos y niños

Lo importante es que los abuelos no sientan dependencia es la relación, es decir, que sus nietos no empeoren su autoestima o sensación de discapacidad, como suele suceder en algunos casos en que los infantes les restan las tareas o realizan sus funciones; los abuelos esperan poder ayudar a sus nietos, por lo que les resulta frustrante y deprimente que esta relación se desarrolle al revés siendo el nieto o nieta quien deba hacerse cargo de ellos.

El valor de un abuelo

En líneas generales depende de la forma de ser de los abuelos, pero por tendencia estos suelen ser generadores de una relación cariñosa y mimosa, además de que sienten inmenso placer cuando pueden estar con los nietos, ya que es la mejor manera de renovarse a nivel personal, teniendo mayor participación en la familia y sintiéndose más jóvenes y actualizados. Los abuelos centran sus energías más allá de educar, en dar cariño por lo que su valor es grandioso.

ancianos y nietos

Para los nietos aportan sus experiencias en momentos de crisis familiar fomentando la comunicación padre/hijos, los cuidan y supervisan cuando los padres no pueden hacerlo y les otorgan valores familiares y el poder conservar el vínculo entre las generaciones. Por su parte los abuelos aprenden con sus nietos, de las nuevas generaciones y reciben tiempo de calidad para para conversar, escuchar y jugar con ellos. Lo importante es que la relación sea saludable para ambos en donde ninguno cree dependencia y existan los límites entre padres y abuelos, para el bien de todos.

Articulos relacionados

Escribe tu comentario

Tu correo no sera visible, Estas casillas son obligatorias *