Alimentando a un recién nacido ¿Tarea fácil o difícil?

Los bebés son esos hermosos regalos que la vida nos ofrece para impulsar nuestro estilo de vida familiar y llenar de alegría nuestro hogar. Probablemente si eres madre primeriza, te abran dicho que un bebé no requiere de una gran preparación. Tal vez has escuchado que un recién nacido solo come, duerme, lloran¿ y por supuesto, hace pipí y popó.

Parece muy sencillo si se toma en cuenta que un bebé dormido y sin llanto es un bálsamo para los padres. Pero no, la realidad es que no todo es tan fácil como parece. Para que un bebé recién nacido este cómodo, necesita de cuidados especiales. Estos deben garantizar, tanto a al bebé como a la madre, una conexión fraterna y sólida.

La alimentación de un recién nacido

Recién nacido

Los bebés recién nacidos tienen el estómago muy delicado y diminuto. Por lo tanto deben ingerir controladas cantidades de alimento líquido en sus primeros días de nacido. Estas cantidades son (de 29 a 89 mililitros, o 1 a 3 onzas aproximadamente). Las mamas que están amamantando a sus hijos saben que los infantes desearan estar pegados a ellas cada 2 horas o 3 horas.

Por medio de aptitudes y sonidos, los bebés anuncian que tienen hambre. A veces lo hacen con gritos muy fuertes y en otras ocasiones, un simple llanto alerta a los padres. Sin embargo, existen otros mensajes que los bebés utilizan como instinto humano para comunicar que están hambrientos. Estas señales pueden ser más sutiles y es por eso que los padres deben estar atentos a lo que su hijo les comunica y ¡Recuerda! Ten mucha paciencia con tu bebé.

Cuando un recién nacido desea comer, generalmente realiza los siguientes gestos:
Alimentando a un bebé recién nacido

  • Se chupa las manitas y se queja con un leve llanto
  • Mueve su boquita como si quisiera succionar
  • Si se tiene cargado en brazos, voltea su cabeza tratando de buscar el pecho materno

Los recién nacidos por naturaleza son muy dormilones, es por eso que algunas veces deberás despertar a tu bebé para alimentarlo. De igual manera, deberás animarlo y motivarlo a mantenerse despierto mientras lo alimentas. Estas acciones son vitales y crean un lazo de protección y seguridad en ambos

Recomendaciones para el cuidado de recién nacidos

Quizás te pueda interesar:

Dando masajes a un recién nacido

Para que tu bebé este sano y bien alimentado, deberás seguir principalmente los consejos de tu pediatra y de igual manera estar atenta a su peso, color de piel y como duerme.

Mantener a tu bebe en estado de alerta mientas lo alimentas es fácil, déjalo solo con el pañal y así sabrás si tiene calor o frío.

Los masajes en su cabecita son muy necesarios y adora que lo tengas abrazado y pegado al pecho. Sigue estos simples consejos y tu bebé estará muy cómodo, se sentirá amado y sobre todo feliz.

Si te interesa leer más sobre las madres y sus bebés, tal ves quieras leer sobre el cuidado de un bebé en casa

No olvides dejarnos tus comentarios y experiencias con tu bebé

Articulos relacionados

Copyright © 2017. Revista de Información en Español.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar